Oración por el Sínodo de los Jóvenes

Señor, tu Iglesia en camino hacia el Sínodo, dirige su mirada a todos los jóvenes del mundo.

Te pedimos para que, con audacia, se hagan cargo de la propia vida, vean las cosas más hermosas y profundas, y conserven un corazón puro.

Acompañados por guías sapientes y generosos, ayúdalos a responder a la llamada que tú diriges a cada uno de ellos, para realizar el propio proyecto de vida y alcanzar la felicidad.

Mantén abiertos sus corazones a los grandes sueños y haz que estén atentos al bien de los hermanos.

Como el discípulo amado, que estén también ellos a los pies de la Cruz para acoger a tu Madre, recibiéndola de ti como un don.

Que sean testigos de la Resurrección y sepan reconocerte vivo junto a ellos, anunciando que tú eres el Señor.

Amén.